5 pasos para desarrollar la compasión en tu vida

Por | 2018-04-15T17:06:25+00:00 13/4/2018|Vida|
  • desarrollar la compasion
  • 90
    Shares

¿Por qué deberías desarrollar la compasión en tu vida? Existen numerosos estudios científicos que sugieren que practicar la compasión mejora el bienestar físico y emocional.

En resumidas cuentas, cultivar la compasión tiene como beneficio principal ser más feliz. Y también ayuda a los que te rodean a ser más felices. Del mismo modo, cultivar la ecuanimidad también puede ser altamente beneficioso.

Es por esto que deberíamos acordarnos de practicarla todos los días. ¿Cómo podemos desarrollar la compasión? En este artículo verás técnicas sencillas que tal vez puedes incorporar en tu vida diaria.

La meditación puede ayudarte a cultivar la compasión. Si lo deseas, puedes descargarte gratis nuestra Guía de Meditación para Principiantes.

consigue la guia de meditación

1. Levántate con una sonrisa

Cuando te despiertes, dedica unos segundos a dar gracias por existir.

Parece mentira, pero apenas nos acordamos de la suerte que tenemos por el simple hecho de estar vivos. ¡Gran suerte la tuya!

2. Practica la empatía

El primer paso para desarrolar la compasión es desarrollar la empatía por los demás.

En esta sociedad individualista, a menudo nos centramos en nuestro bienestar y nos olvidamos del resto.

Trata de empatizar con las personas con quién interacciones en tu día a día, o incluso con aquellas que puedas ver en la calle o televisión, especialmente con las que sufren.

empatia

3. Desea aliviar el sufrimiento de otros

Una vez puedes empatizar con el sufrimiento de alguien, el siguiente paso es querer que la persona deje de sufrir.

De hecho esto es la definición de la compasión: desear aliviar el sufrimiento ajeno.

Practica este ejercicio: Imagina algún conocido que esté atravesando un momento difícil.

Ahora imagina que tú sientes este dolor, que eres tú el que está sufriendo. Observa lo mucho que te gustaría que el sufrimiento terminara. Abre tu corazón a la persona que está en sufrimiento y envíale todos tus deseos para que deje de sufrir.

Ese es el sentimiento que debes desarrollar. Con una constante práctica, el sentimiento crecerá y se fortalecerá.

4. Practica la amabilidad

Una forma sencilla de desarrollar la compasión, es incorporar en tu vida diaria algún acto amable para aliviar el sufrimiento de los demás.

Puede ser una sonrisa, o una palabra amable o simplemenmte escuchar atentamente las preocupaciones de alguien.

A medida que vayas practicando, irás incorporando la amabilidad como un hábito en tu día a día.

5. Practica la compasión con aquellos que no te caen bien

Si sientes que alguien te trata mal, en lugar de enojarte, no reacciones y retírate.

Después, cuando estés más calmado, intenta imaginar el sufrimiento que debe padecer esta persona para tratarte mal.

Y comprende que lo que hizo no estaba relacionado contigo, sino con su estado general de irritabilidad, malestar o sufrimiento.

Si practicas algunos de estos simples ejercicios, verás como gradualmente irás desarrollando un sentimiento de compasión.

Y no sólo hacia las personas que amas, sino también hacia aquellos que “odias”, los desconocidos, y si te lo propones ¡hacia los animales!

Permítete ser creativo y adaptar estas técnicas a tu forma de ser y sentir.

No a todos nos funciona lo mismo, así te recomiendo coger estos consejos con pinzas y encontrar tu propia forma de desarrollar la compasión en tu vida.

descargar guía de meditación


  • 90
    Shares

Sobre el autor:

Fundador de Elefante Zen y entusiasta de meditación y mindfulness.

Deje su comentario