Contemplaseo, el arte de practicar mindfulness caminando

Por | 2018-10-04T22:41:29+00:00 3/10/2018|Mindfulness|
  • contemplaseo
  • 198
    Shares

En este artículo hablaremos del contemplaseo o la práctica de mindfulness caminando -mindful walking en inglés-, un valioso recurso que tenemos siempre a mano y que nos brinda numerosos beneficios. Entre ellos, la reducción del estrés y la ansiedad.

Me juego mil monedas de bronce que en tu vida has acumulado miles de paseos por todo tipo de terrenos, condiciones y acompañantes, ¿verdad? Lo cierto, es que habitualmente vamos como zombies por la vida, sin conectar en exceso con nosotros mismos ni con el entorno que nos rodea.

No te debes sentir culpable por ello, los valores de nuestra cultura favorecen otro tipo de comportamientos más orientados al éxito social y material. Esto nos empuja a dejar de observar y valorar aquello más sutil, que además de ser gratis resulta ser altamente beneficioso, ¡gran suerte la nuestra!

A estas alturas no hay duda que la meditación tiene numerosos beneficios científicos. Del mismo modo, el mindfulness nos permite desarrollar la atención en el momento presente mientras realizamos actividades tales como comer o dar un paseo.

Si lo deseas, puedes descargarte gratis nuestra Guía de Meditación para Principiantes.

consigue la guia de meditación

Contemplaseo, ¿qué es?

Definamos ahora el término contemplaseo según su inventor, Fernando Tobías:

mindfulness caminando

  • C-aminar: Caminando lo más en silencio y despacio posible.
  • O-bservar: Observando los pequeños o grandes detalles, formas, texturas, colores o situaciones.
  • N-otar: Notando el roce del viento y la temperatura del sol en nuestra piel.
  • T-ocar: Tocando todo aquello que nos llama la atención, con curiosidad.
  • E-scuchar: Escuchando nuestros propios pasos y los sonidos a nuestro alrededor.
  • M-irar: Mirando nuestro entorno con ojos de niño, curiosos y sin prejuicios.
  • P-robar: Probando nuestro cuerpo, observando la reacción al mover un pie, un brazo o la cabeza.
  • L-ocalizar: Localizando rincones o situaciones bellos e irrepetibles a lo largo del camino.
  • A-brir: Abriendo los ojos y el corazón para ampliar el aspectro de percepciones.
  • S-aborear: Saboreando cada paso, cada instante, cada mirada, cada sensación.
  • E-ncontrar: Encontrando lugares donde detenernos, respirar y observar.
  • O-ler: Oliendo con una nariz sensible y ecuánime aquellos aromas que se nos presentan.

Después de leer esto, bien puedes imaginarte que el contemplaseo viene a ser un paseo contemplativo. A simple vista puede parecer aburrido o una pérdida de tiempo. No obstante, personalmente lo he probado y me sorprendió gratamente.

En este vídeo puedes ver como el maestro de mindfulness Thich Nhat Hanh, practica el mindfulness caminando en Barcelona.

 

Ya verás, inténtalo aunque sea una sola vez…Ya vivas en el ajetreo de la cuidad o en la quietud del campo, resérvate al menos 10 minutos un día para hacer tu primer contemplaseo 😊 Sal al exterior, idealmente un sitio sin demasiados coches y con algo de árboles, e intanta aplicar algunas letras de CONTEMPLASEO.

meditacion caminando

Resumidamente, el contemplaseo es una forma más de aprender a parar en este ritmo frenético en el que vivimos y apreciar mejor la belleza de la vida a través de nuestros sentidos.

Una buena forma de empezar también es la meditación. Puedes descargarte esta guía de 13 páginas sin coste alguno. ¡Que lo difrutes!

descargar guía de meditación


  • 198
    Shares

Sobre el autor:

Fundador de Elefante Zen y entusiasta de meditación y mindfulness.

Deje su comentario